BOXEO FEMENINO

sábado, 19 de enero del 2019
Amanda: Víctima de su propio género
Foto (Ed Mulholland)

Amanda Serrano es una atleta con mucho título, con historia, pero sin mucho dinero. Es una carrera que muchos aplauden sin ver lo que hay backstage: una mujer trabajando incansablemente para al final del día, no estar en una buena situación económica por el boxeo.

El pasado mes de octubre, Amanda comentó que estará más dedicada a la MMA, dijo: “El boxeo me ha dado el reconocimiento por los méritos que he logrado, pero cuando hablamos de exposición y lo económico, es muy frustrante. Yo no puedo pagar la renta con los títulos que he ganado.”

Serrano es campeona en las 115 libras, 118, 122, 126, 130, 135 y 140. Nadie ha logrado eso en boxeo. Es la primera persona en tener campeonatos mundiales en siete divisiones distintas, en los cuatro grandes organismos internacionales del boxeo. Ni Floyd Mayweather, Tommy Hearns, Roy Jones Jr, Bernard Hopkins, Julio Cesar Chavez, Sugar Ray Leonard, Mano de piedra Duran, Sugar Ray Robinson ni tan siquiera Muhammad Ali, lograron lo que Amanda Serrano logró.

Claro, en el boxeo femenino no hay la misma competencia y no vende igual al boxeo masculino, pero entrenan igual porque es el mismo deporte y la diferencia en pago es exagerada por mencionar un ejemplo: $7,000 una mujer y $150,000 un hombre (mismo nivel) le pasó a Heather Hardy.



882240495156463 on piZap.com


Las jóvenes amantes de ese deporte ¿qué pueden esperar al ver que Amanda Serrano ha logrado tanto y tiene que estar entre boxeo y MMA para poder subsistir? Mientras un boxeador de nombre, digamos Canelo o Manny Pacquiao, ambos actualmente activos, hacen millones por subirse al ring hasta cuando pelean con boxeadores clase C; Amanda no gana ni $50 mil dólares en una pelea.

En mi opinión, tener tanto título pero tener que estar entre Boxeo, MMA y hasta considerar WWE eventualmente, es vivir “joceando” el “guiso que aparezca, donde aparezca” porque el deporte que amas no te da para vivir. Eso no es éxito en el deporte, porque falta lo más importante: el dinero. El boxeo no es el más simple de los deportes y todo deportista dedica su vida al deporte donde es bueno, con la esperanza de poder vivir de eso. Es su trabajo, no son obras de caridad o tareas por amor al deporte. Es lamentable que esto se siga viendo en estos tiempos, sólo por ser mujer.

.





DANOS LIKE EN FACEBOOK