VOLLEYBALL SUPERIOR MASCULINO

martes, 03 de noviembre del 2015
De sueños y fábulas olímpicas
Los fanáticos del voleibol en Puerto Rico seguimos de júbilo ya que los Guerreros de la Selección Nacional de voleibol siguieron los pasos de las nenas en el campeonato NORCECA logrando la medalla de bronce. De más está decir que es un gran júbilo considerando que es el primer logro medallero de la dupla directiva entre Javier Gaspar y Abdell Otero, que han aportado a que este equipo vaya de menos a más. Esta medalla representa que durante estos meses se ha hecho una gran labor en lograr la meta final: Río 2016, pero aún así hay muchas otras cosas que no se pueden perder de perspectiva.

Luego de la victoria, Gaspar mencionó la importancia de tener más tiempo de práctica y lo que representaría para nuestra selección. El caso es que dado a que nuestra Liga de Voleibol Superior se está jugando en estos momentos, la selección nacional solo se puede reunir a practicar los lunes. La gota que está colmando la copa es que el comité organizador del Pre-Olímpico en México está barajando tentativamente las fechas del 26 al 30 de diciembre para el torneo clasificatorio a Río, cosa que complicaría el panorama para la selección tanto como para la liga. Algo no hace click y la federación (o quizás hasta nosotros los que apoyamos a la selección) debe actuar.

Es cierto que la Liga de Voleibol Superior ha venido pasando por unos años terribles y el desbarajuste de las fechas ha contribuido a lo que tenemos hoy día. A mí en lo personal, siempre me ha parecido que el torneo masculino y el femenino deben correr a la par intercalado en los días de la semana, ya que la fecha en la que se juega el femenino no afecta ninguna competencia internacional, por ende, la selección tiene todo el verano para ellos y da opción a su vez a aquellos jugadores o jugadoras que quieran ir al extranjero como también para aquellos que hayan sido dejados en libertad después de enero tengan nuestra liga como opción.

Ahora que ya tenemos esto, toca poner en balanza que es más importante: si el sueño olímpico tanto de Javier Gaspar como de los muchachos o los intereses de la liga. A mí solo me resta decir algo importante, tanto a los apoderados como a los federativos y a todos aquellos que lo entiendan: las Olimpiadas son cada cuatro años, cuatro años en la vida atlética son una cantidad valiosa de tiempo. Es por ello que debemos mirar con cuidado nuestras selecciones en tiempos claves donde los ciclos olímpicos culminan. Hay atletas que llevan toda una vida dándolo todo, tanto en la selección como en sus clubes por este momento.

Tengo que hacer referencia a las palabras que usó el presidente de la Federación de Tenis de Mesa, Iván Santos, con respecto al futuro de nuestra tenismesista Adriana Díaz y su sueño olímpico: "si queremos llegar a las Olimpiadas, tenemos que ser profesionales porque con los que competimos a nivel mundial tienen eso”. Esto aplica para todos los deportes. Por ende, nuestras selecciones nacionales, tanto masculinas como femeninas al igual que en todos los deportes, necesitan ser prioritarias sobre cualquier otro interés. Claro, si creemos en ese sueño olímpico.





DANOS LIKE EN FACEBOOK