FOOTBALL NFL

miércoles, 08 de julio del 2015
Se le fue la mano y un dedo a Pierre-Paul.
El fútbol de la NFL es un deporte de impacto físico y fuertes choques entre jugadores.
Pero, ¿qué sucede cuando la lesión ocurre fuera del campo de juego? Esa es la situación de Jason Pierre-Paul.

El otrora jugador de los New York Giants, sufrió un accidente con fuegos artificiales ilegales en la celebración del 4 de julio. Su mano sufrió daño severo, tan severo que según ESPN tuvieron que amputarle el dedo índice. Para complicar la situación, Pierre-Paul no tiene un contrato vigente con los Giants. Solo cuenta con un pre-arreglo que el jugador no ha firmado. En caso de que firme el acuerdo ganaría 14.8 millones en la temporada y los Giants se ven mas decididos a presindir de su contrato.

Hasta el momento no se han radicado cargos contra el jugador, pero eventualmente, se espera que el mismo enfrente la ley al violar las normas de pirotécnia del estado de la Florida.

En la foto, obtenida por ESPN se muestra el récord médico del jugador donde indica que su dedo índice fue amputado. Aún con la amputación, se espera que el jugador pueda recuperarse y regresar al NFL.





DANOS LIKE EN FACEBOOK