MEDICINA DEPORTIVA MEDICINA DEPORTIVA

jueves, 23 de enero del 2020
El Sexo y el Deporte hacen las paces






Palabras con luz!!! Todavía muchos piensan que la actividad sexual debilita. Por consiguiente, muchos deportistas creen en tener una vida sexual limitada. Presumen que corren el riesgo de no lograr sus metas de alcanzar el mayor rendimiento físico posible. Muchos entrenadores buscan desligar sus atletas de estímulos que los distraigan, incluyendo el tener relaciones sexuales el día o en los días previos a la competencia. Por suerte, con el paso del tiempo se está revirtiendo este mito.

Recientes investigaciones médicas demuestran claramente que el rendimiento físico no disminuye a consecuencia de la actividad sexual, sino que lo mejora. Este efecto, tanto en hombres como en mujeres, se debe al aumento de la hormona testosterona durante el coito.

La testosterona es una hormona sexual predominantemente masculina, con una concentración de 10 a 15 veces mayor en hombres que en mujeres. Aporta a los caracteres sexuales masculinos (distribución del vello, la voz, desarrollo muscular, etc.), incrementa el metabolismo proteico, el crecimiento y la resistencia muscular en ambos sexos. Esto ocurre cuando la hormona testosterona incrementa la síntesis de glucógeno, fuente de energía esencial para el tejido muscular.
Los ejercicios cortos e intensos producen y mantienen niveles de testosterona óptimos, a diferencia de los ejercicios extenuantes y prolongados que bajan significativamente los niveles de la hormona.






Estudios médicos auspiciados por distintas comisiones deportivas en Italia determinaron que las relaciones sexuales antes de las competencias estimulan la producción de testosterona y por ello, aumenta la potencia de los atletas. Otros estudios demuestran que en las mujeres, el orgasmo aumenta sustancialmente los niveles de testosterona, aun cuando se encuentra en menor concentración en comparación al sexo masculino, incrementando el rendimiento en velocistas y saltadoras.

Está demostrado que la testosterona natural (producida por el cuerpo), aumenta en sangre mayormente durante el sueño, el ejercicio y con las relaciones sexuales. El consumo calórico durante esta actividad es mínimo, alrededor de 100-300 calorías. Esto equivale a subir dos pisos o caminar cuatro cuadras rápido y no implica desgaste físico. El deportista que quiera tener relaciones sexuales con su pareja antes de las competencias no tendrá efectos negativos en el rendimiento físico; todo lo contrario, debe aumentar su capacidad y energía a la hora de ejecutar su disciplina deportiva.

Despreocúpese y disfrute...






William Félix, MD es especialista certificado en medicina de emergencia y deportiva. Actualmente labora en Florida Hospital Health Park Lake Nona y como consultor médico para la NBA. Para mayor información, comuníquese al (407) 930-7800 o acceda a http://www.sportsmedicinelakenona.com





DANOS LIKE EN FACEBOOK