BOXEO PROFESIONAL

viernes, 14 de septiembre del 2018
Previa Canelo Álvarez vs Gennady Golovkin
FOTO (Suministrada)

Mañana sábado 15 de septiembre de 2018 se cumple un año desde que Saúl ´´El Canelo´´Álvarez y Gennady Golovkin se vieran las caras en un ring. Una noche empacada de acción y de unas sorpresivas tarjetas. Había mucha anticipación para el encuentro y los pronósticos parecían estar 50/50.

Personalmente, pensaba que la velocidad del Canelo sería un factor y que éste se llevaría la victoria por decisión. Ante lo que vi hace un año admito que me equivoqué. No vi al Canelo ganar ese combate y tampoco vi un empate.

En el primer encuentro se logró apreciar en los primeros asaltos a un Saúl Álvarez superior. Lucía demasiado rápido para su oponente. Conectaba muy bien y no recibía castigo alguno. Justamente lo que esperaba. GGG en cambio parecía respetar demasiado la pegada del Canelo.

Todo cambió mientras los asaltos pasaban. Pareciera que el respeto por la pegada del mexicano fue desapareciendo mientras GGG absorbía los golpes. Poco a poco GGG ganaba asaltos, luciendo como el peleador más fuerte. Al fin se pudo apreciar quien era el hombre grande. Al terminar el primer combate mi tarjeta fue 116-112 a favor de Gennady Golovkin. Revisé de nuevo el combate hace unos días y mi tarjeta cambió ligeramente 115-113. Puedo entender que alguien pudiera ver un empate o hasta quizás un 115-113 a favor de Canelo. Pero ¿cómo es posible que se haya visto a Canelo ganar 118-110?

Desde esa noche han pasado muchas cosas. Se había pactado una revancha para mayo. Canelo registró clembuterol en su sistema y una lluvia de interrogantes surgió. ¿Habrá sido por contaminación en los alimentos? ¿Estaría Canelo utilizando drogas que mejoraran su rendimiento? ¿Será por esto que pudo hacerle frente a GGG? Las dudas continúan, pese a que Canelo logró reivindicarse en unas pruebas de cabello, posteriores. Peor aún, Canelo anda luciendo pequeño, en comparación a un año atrás. Lo cual promueve críticas aún mayores. Dado a estos acontecimientos; ¿qué se podría esperar?

Golovkin es un año más viejo y en tal edad (36 años) un boxeador puede lucir espectacular una noche pero en su próxima pelea da a entender que su cuerpo ya no le responde. De este no ser el caso y que ambos estén al cien por ciento, tengo un pronóstico diferente al del primer encuentro. Para la primera pelea esperaba que Álvarez dominara por decisión unánime en un encuentro competitivo. Luego de haber visto la primera pelea; encuentro un escenario totalmente distinto. Entendiendo que GGG pareció perder el respeto por la pegada de Canelo y presionó en los asaltos medios con mayor intensidad es muy probable que esta pelea no llegue a la distancia.

Ya GGG entendió que Canelo no puede lastimarlo gravemente. Esto también abre la ventana para que GGG reciba un golpe que lo sorprenda; por lo que el contragolpe para el Canelo será muy importante. Entiendo que GGG presionará desde el primer asalto y que la condición física es muy importante para esta revancha. He encontrado a un Álvarez muy delgado en comparación con la primera pelea y aunque esto le ha ganado sospechas; realmente sería productivo.

La musculatura por lo general produce un gasto energético. Por lo tanto, el tener menos musculatura para la revancha le permite ser más veloz y a la vez gastar menos energía. Se sacrifica poder y resistencia al castigo; pero se gana velocidad y ´´stamina´´. Pero muchos han sido más rápidos que GGG y han caído. Me parece que su fortaleza permitió que el combate fuese competitivo la primera vez.

Entiendo que de ambos estar al cien por ciento y eliminando cualquier variable extraña GGG debería ganar el combate por decisión o por nocaut técnico. Comenzando a presionar y atacar al cuerpo desde temprano creo que mermará al Canelo para los asaltos finales. En el boxeo todo puede suceder y más que pronóstico esto se debería ver como un mar de probabilidades. Lo que no cabe duda es que disfrutaremos una gran pelea el sábado, 15 de septiembre de 2018.





DANOS LIKE EN FACEBOOK