FUTBOL FEMENINO

miércoles, 06 de marzo del 2019
Hecatombe en FutFem UAGM
El programa de fútbol femenino de la Universidad Ana G. Méndez de Cupey (antigua UMet) acaba de perder a su coach tras éste renunciar por serias desavenencias con el cuerpo directriz de los asuntos deportivos de dicha universidad.

En resumen, el problema que desembocó en la separación entre ambas partes fue un alegado comportamiento de indisciplina crasa y violenta de parte de la futbolista de las "Cocodrilas" Sarah Rodriguez.

"En el día de ayer presenté mi renuncia irrevocable a ser entrenador del equipo de Balompié de la UMet (UAGM de Cupey) por diferencias insostenibles con parte de la dirección atlética (de la institución). Lejos de crear un malestar o un “chisme” solo utilizo este medio para dar conocimiento a la gente como usted que, de muy buena voluntad, comunica noticias deportivas. Muchas gracias," manifestó Andrés Mirabelli, entrenador jefe del equipo de FutFem de dicha universidad, en un comunicado dirigido a QuePalo.com

Más allá de esa misiva, Mirabelli no quiso comentar nada más, por respeto a las demás jugadoras del equipo.

Según varios de los testigos del incidente que provocó este penoso desenlace, con los que QuePalo.com pudo conversar, ésto fue lo que, aparentemente, sucedió (todos nos contaron en carácter de anonimato)

La UAGM Cupey sólo contaba con 10 jugadoras para el juego contra UPR.Arecibo de la semana pasada. Al minuto 20, y perdiendo 1-2 el coach Mirabelli saca de juego a la jugadora en controversia (Sarah Rodriguez) porque, presuntamente estaba fuera de control. Ella discutió con sus compañeras, y al intervenir Mirabelli se alega que la escucharon gritarle a él "¡¡vete al carajo y cállate la puta boca!!”

Según nos relatan, aparentemente la joven Rodríguez se negaba a abandonar la cancha, hasta que intervino el asistente del coach. Se nos relata que ella, al salir, supuestamente lo hizo fuera de lo racional, pateando todos los balones del equipo que encontró a su camino, gritando, virando contra el piso la camilla del terapista.

Lo que provoca la renuncia de Mirabelli fue que sus supervisores, en lugar de penalizar a la presunta agresora, le dijeron que tenían muy pocas jugadoras y no se podían darse lujo de dejarla fuera, por lo que no la iban a expulsar. Mis fuentes aseguran que los directivos de la oficina deportiva de la antigua UMet no atendieron el informe de los árbitros ni el del propio coach. También nos destacan que la susodicha cumple su práctica precísamente en la oficina atlética de la universidad, donde tiene 'buenas amistades', supuestamente.

Pretendemos tener para mañana la reacción de la estudiante atleta en cuestión y / o de algún oficial del departamento atlético de la UAGM de Cupey.

Indistintamente el resultado final de todo este penoso incidente, es una lástima que se dé de baja un técnico del nivel y compromiso de Andres Mirabelli. No sólo pierde la UAGM, sino que pierde la LAI...

.





DANOS LIKE EN FACEBOOK