BASKETBALL NBA

sábado, 09 de septiembre del 2017
John Holland sigue tras su sueño
Las oportunidades siguen pasando para John Holland y el tiempo no termina de darle una posición fija en el baloncesto de la NBA. Un sueño que cada día se le ve más lejano. El boricua acaba de firmar un contrato no garantizado con los Cleveland Cavaliers, siendo este el tercer contrato que Holland firma en la NBA. Anteriormente lo hizo con el propio Cleveland y luego con los Boston Celtics. Al ser no garantizado, Holland, tiene que ganarse uno de los cotizados puestos en la pre-temporada. Solo son 15 jugadores y el boricua aspira a estar allí.

Tiene de cara un recorrido complicado, porque sus posibilidades son remotas. Hay más posibilidades de que los Cavs queden fuera de playoffs que de Holland hacer el corte final. Cleveland tiene hasta 19 jugadores en plantilla, incluyendo a John, y de esos mencionados ya hay 15 que tienen contrato garantizado. O sea, ya la plantilla está formada pero al estar Isaiah Thomas fuera por un lapso de tiempo, más la incertidumbre de Ante Zizic pues hay al menos un espacio en los 15. Ese espacio sería por unos meses en lo que Thomas vuelve a las canchas y una vez vuelva ya ese espacio no está. El boricua juega de escolta y a veces de alero, y precisamente los Cavs tienen sobrepoblación en esa posición. Tanto : JR Smith, Iman Shumpert, Kyle Korver, Jae Crowder, Jeff Green y Cedi Osman están en el equipo. Y ese cupo final en la plantilla está muy luchado entre Kay Felder, Derrick Williams y Walter Tavares. Los tres están hoy por encima de Holland. Son más complementarios para el equipo que el boricua. Porque Felder es un base joven que le tienen en cuenta, Tavares es un jugador de emergencia si se necesitara un pívot con defensa y altura, y Derrick es el favorito de los tres por su alcance de poder jugar hasta tres posiciones.

Suena muy bien el sueño de John Holland, de querer establecerse en el sub-campeón de la NBA, jugar al lado de grandes estrellas y de Lebron James pero es un sueño por momentos muy utópico. Regresar a la G-League no debería ser el próximo paso para Holland porque no es ni monetariamente efetivo ni tampoco un atractivo para su carrera. Ante unas posibilidades tan bajas de hacer el equipo, John debería mirar a Europa donde le esperan grandes contratos y mucho protagonismo. No es que no tenga el nivel para jugar en la NBA, sin embargo sus oportunidades se han dado en un equipo demasiado de glamuroso en estos momentos. Estamos hablando de un equipo que ha jugado las últimas tres finales de la NBA y unirse a ellos es soñar con lo más grande.





DANOS LIKE EN FACEBOOK