VOLLEYBALL SUPERIOR FEMENINO

martes, 25 de abril del 2017
Lincharon a las Leonas a manos de los cristianos
Mis respetos y solidaridad con todas las jugadoras de VoliFem Superior de las Leonas de Ponce, y su coach, Ramón Monchito Hernández. Igualmente con esa extraordinaria fanaticada ponceña.

Es una pocavergüenza lo que la Federación de Voleibol y su presidente, César Trabanco han permitido.

El Tribunal Apelativo y de Arbitraje Deportivo del COPUR, y los abogados Lo Presti y Arrillaga son cómplices de uno de los momentos más bochornosos e inmorales jamás visto en el deporte PRño, no por los hechos, sino por la magnitud del castigo.

Es evidente que el lcdo. Calos Villa, quien fue el verdugo más venenoso de todo el voleibol en la pasada administración, y tiene sed de venganza para con quienes le tumbaron el guiso, tiene muy buenas influencias en los foros legales del ambiente deportivo.

Vuelvo e insisto, el castigo es exageradamente severo para la infracción cometida. Están sentenciando a pena de muerte por delito de robo.

Multen al equipo, suspendan al apoderado, inhabiliten a la refuerzo en controversia, pero NO penalicen a las jugadoras ni su cuerpo técnico. Ningún atleta merece sufrir un agravante de esta magnitud. Dejar sin competir a un atleta, y provocar que su equipo quede eliminado de unas Semifinales, sin dejarlos jugar, siendo el 2do mejor equipo de la liga, no tiene perdón de Dios.

Aquí se aplicó eso de que al que roba, se le corta la mano, y al que grita, le cortamos la lengua.

Los que me vengan con el argumento vago de que "eso es lo que dice el reglamento", les respondo con tres puntos.

1- Existe algo llamado sentido común, juicio, en donde al usted ver que la solución no va a la par con la magnitud del problema, que el reglamento está obsoleto, vago, o que raya en lo absurdo, usted reacciona, se detiene. Después de todo, los abogados son locos interpretando y manipulando cada tema a su conveniencia. Siempre hay margen para enmiendas.

2- ¿Cuán inelegible era realmente la refuerzo Eckerman? Es decir, ¿Ponce se presentó a cancha con tres importadas? ¿Las Leonas trataron de pasar a Eckerman como nativa? ¿Ella jugó bajo positivo a dopaje? ¿Qué ventaja competitiva obtuvo Ponce? Entonces, vuelvo y cuestiono, ¿la reprimenda correcta era castigar a todo el equipo y la fanaticada ponceña?

3- La liga permitió, autorizó a Eckerman. El Director de Torneo, Angel Aja, avaló la participación de la voleibolista. Ponce se deja llevar por esa prerrogativa de elegibilidad de la liga.

A todo esto, me sorprende negativamente el poco respaldo y solidaridad que han tenido las Leonas de parte de las demás jugadoras. Me temo que en estos momentos el VoliFem está más dividido que nunca. Cada cual por su lado, y sálvese quien pueda. ¡¡Que feo, Faelo!!

Les advierto a los que continuarán insultándome, con epítetos y adjetivos ofensivos, en algunas páginas y redes, que poco me importa. Yo llevo 30 años de carrera en los medios deportivos de este país, dedicando mucho tiempo y cariño para con el Voleibol Femenino. Tengo el grado académico y la experiencia para sentarme frente a un micrófono o un teclado a hacer análisis crítico y a censurar lo que entienda que se tenga que fiscalizar. Que usted no esté de acuerdo, eso es aceptable, pero no pierda su tiempo tratando de intimidarme. No dejaré jamás de redactar editoriales y columnas de opinión. Jamás.

Aquellos que hoy celebran la eliminación desmedida e inmoral de las Leonas, y no tienen tolerancia para el que opina distinto a usted, le pregunto, ¿¿si hubiera sido el equipo donde juega su hija, su novia, su hermana, el que hubieran descalificado, estarías celebrando por igual??





DANOS LIKE EN FACEBOOK