BASKETBALL NBA

jueves, 09 de noviembre del 2017
Lonzo Ball sigue aumentando las dudas
¿Qué ocurre con Lonzo Ball, qu no está al nivel esperado ?

Cuando las luces de las cámaras se encienden, más la prensa y medio país están especulando sobre tu juego ya las cosas no suelen ir bien. Mediáticamente no hay jugador que haya pasado tal escrutinio desde Lebron James, como lo ha pasado Lonzo Ball. Entre disparates y torpezas de su padre Lavar Ball y hasta imprudencias de su jefe y gerente Magic Johnson, con decir que Lonzo sería demasiado grande y que correría un nuevo 'show'. Lo crean o no, eso pasa factura a quien realmente no está preparado para alcanzar el nivel que le impusieron.

Ahora centrémonos en el protagonista que es Lonzo y olvidemos por un rato todo el morbo que a él le rodea. Su inicio de campaña ha sido muy por debajo de su potencial, no hay que ser demasiado experto para darse cuenta. Qué le pasa a un jugador que a priori parecía que podía dominar gran parte de las estadísticas ?. Pues es simple, aquí hay muchos defectos técnicos y aunque es un jugador visionario, porque se le cae la visión de cancha de las manos de tanta que posee, pero técnicamente es muy vulnerable. Sépanlo bien, este jugador carece de recursos técnicos en una liga donde cada vez más necesitas esos recursos para sobrevivir.

El recurso tan y tan valioso de la anotación, del tiro y del desmarque. Se ha visto como Luke Walton le ha preparado el juego esencial para que Lonzo sea protagonista. Ha diseñado una ofensiva donde Ball se sienta en confianza, le ha otorgado a Brook López ser el compañero de pick n' pop de Lonzo en todo momento. Dentro de esas cortinas es donde Lonzo puede ser efectivo por eso su tasa de asistencias es la segunda más elevada entre todos los novatos (6.8 apj). Aunque si lo sacamos de este tipo de jugada, pues Lonzo al momento es inerte en cancha. No amenaza con su tiro largo (23% en triples), tampoco es un buen tirador de media (29% de campo) y mucho menos es una amenaza en el uno versus uno. Tampoco es fiable en el tiro libre (53%). No deja atrás a nadie con sus movimientos, si no está detrás de la cortina de López, pues Lonzo queda en evidencia y al descubierto ante la defensa.

Son problemas técnicos y de mecánica de sus tiros. Tiene un 'release' muy lento, muy poco práctico y donde se le hace difícil tomar un lanzamiento con poco espacio y con poco tiempo. Son carencias trabajables, sin embargo preocupan mucho debido a que si no se pulen no se mejorarán. Se habla mucho de su visión de cancha, y les aseguro que es el novato con más visión de cancha de todos los que hay en la NBA (incluyendo a Ben Simmons). Pero eso no es suficiente para dominar el juego y su posición. En esta NBA de atletas, de jugadores con una capacidad anotadora por encima del nivel tienes y debes de ser amenaza tanto con tus pases como con tu tiro y penetración. Y hoy Lonzo no es amenaza con ninguna parte de su arsenal ofensivo. Es una deficiencia enorme y que hay que trabajarla.

Todo pasa por un problema de mecánica de tiro y de pocos movimientos de uno versus uno. Lo mejorará o no, pues no lo sé. Creo que su manera de tirar no la cambiará pero su grupo de trabajo buscará cómo mejorarle la puntería dentro de ese tiro tan ortodoxo que tiene. Es un joven que tiene potencial, puede ser un base de calidad y tiene tiempo para crecer. Lo que sí, es en este momento inimaginable, son las comparaciones con Jason Kidd y Magic Johnson. Olvidense de esas comparaciones que eso es imposible, solo queremos que Lonzo sea un buen base para sus Lakers y que nos haga disfrutar de su juego.





DANOS LIKE EN FACEBOOK