BASKETBALL BSN

domingo, 07 de octubre del 2018
Los Mercenarios
No hace un mes que terminó (luego de múltiples pausas) el torneo 2018 del Baloncesto Superior Nacional, pero ya hay noticias concernientes al torneo 2019. Y no se trata de los canasteros boricuas que han conseguido contratos en el exterior, sino de las propias franquicias del patio.

Mucho se ha rumorado en las redes sociales de una mudanza de los Piratas de Quebradillas a la zona metropolitana (Guaynabo). Los Piratas perdieron al técnico que los llevó al campeonato en el 2017, y rápidamente lo sustituyeron con el entrenador de la Selección Nacional, Eddie Casiano.

Sin embargo, mucho revuelo causó la pasada semana una información surgida en un portal no oficial de los Santeros de Aguada, en la que dieron a conocer que los del Pico y la Pala se marcharían de la Ismael Delgado hacia otro pueblo. Lo curioso de esta información es que mencionaba tres destinos, uno de ellos Guaynabo, hablando de las cifras de dinero ofrecida por los alcaldes.

De la manera que se manejó la información, pareciera ser como si Wilson López, apoderado de los Santeros, estuviera subastando el destino de los Santeros, al mejor postor. En esa especulación está ganando Guaynabo, quien supuestamente ha ofrecido una aportación económica municipal de $250,000.00 (la mitad de lo que aportaba anualmente Héctor O'Neill a los Mets).

De ser cierta esta información, estaríamos continuando un juego peligroso que se viene llevando a cabo hace varios años, en el que algunos apoderados condicionan su participación en determinado pueblo a base de la aportación municipal, y si le ofrecen más en otro pueblo, se van. Esto es totalmente contrario a lo que se supone que vele el Baloncesto Superior Nacional a través del Comité de Nuevos Apoderados.

Ese Comité, que al momento está bajo la presidencia de Félix "Felo" Rivera (a menos que cumpla su promesa de abandonar el baloncesto), se supone que evalúe los candidatos a apoderados desde el punto de vista de solvencia económica para correr las operaciones de una franquicia. Sin embargo, ese organismo parece más bien que lo que evalúa son administradores de equipos. Un comerciante exitoso debe ser capaz de correr las operaciones de una franquicia como si fuera una empresa, con un buen equipo de mercadeo y ventas, para no depender del vaivén de los políticos y sus promesas al vacío. En el BSN hay ejemplos de buenas operaciones (Bayamón, Arecibo, Ponce, por mencionar los más exitosos).

Es en beneficio de la liga, y por ende, de los jugadores, que se prohíban estas mudanzas mercenarias. Las raíces y tradiciones de equipos como Ponce, San Germán y Bayamón se han forjado por el paso de los años y su continuidad en esas ciudades. Es una verdadera lástima que luego de que pueblos como Manatí y Aguada han construido coliseos espectaculares, sus residentes pierdan la oportunidad de ver baloncesto de calidad por la irresponsabilidad y listería de apoderados inescrupulosos.

La bola está en la cancha del BSN.

.





DANOS LIKE EN FACEBOOK