VOLLEYBALL SUPERIOR FEMENINO

sábado, 27 de mayo del 2017
Nuestra historia, luego de dar a luz
Leyendo el portal http://www.viviendoshirley.com/postpartum-depression-my-story/ , me motivó a hablar un poco sobre la experiencia sobre nosotras. Madres/voleibolistas para poder regresar a la cancha (solo la parte de atleta, porque la historia completa, necesitaría un libro).

Desde mis 11 años haciendo ejercicios, visitando el gimnasio de pesas desde mis 14 ... más mi genética, me ha ayudado a mantener un cuerpo "fit" . Cuando salí embarazada de mi primer hijo, Gregory, acepto que lo primero que me vino a la mente fue, ¿y mi próxima temporada de voleibol? (Luego de haber ganado el campeonato con Caguas, el tercero de mi carrera). Frustraciones me vinieron a la mente, de cómo iba a pasar mi embarazo, las comidas, el miedo a ser mamá, cómo iba a trabajar (trabajaba en AIG Insurance encargada de un departamento de servicio al cliente) etc.

Ver como algunas de mis compañeras embarazadas trabajaron con sus franquicias de asistentes como: Sheila Ocasio, Graciela Márquez, entre otras, me llenaba de mucha alegría por ellas y tristeza de que a mí no me pasó igual. Tuve que irme a dirigir categorías menores para "cubrir" el salario que iba a perder...altas horas de la noche en la calle, embarazada y dando prácticas a un equipo de 9 años femenino (mi mejor experiencia ENVOL) y uno de 21U masculino.

Cuando iba a entrenar al gimnasio (embarazada), me frustraba mucho porque no podía dar mi 100%; cuando iba al Morro a correr y no poder correr las cuestas, lloraba de impotencia, impotencia que no entendía en ese momento.

#veranoelite

A post shared by Glorimar Ortega (@glou11) on




Mi primer parto fue bien doloroso. Gregory era tan grande que me "rajó" hasta atrás...estuve largas horas con contracciones y vomitando cada vez que pujaba de tanto que era el dolor. Estuve dos semanas sin hacer nada de ejercicios y comencé caminando. Honestamente esa experiencia fue horrible; el cuerpo me dolía como si nunca hubiese hecho ejercicios; me preguntaba que en qué quedó todos esos años que estuve entrenando y hasta el entrenamiento de los meses de embarazo.

Cuando regreso a jugar 2013 con Caguas, una persona me dice: "¿Tienes las hormonas tan algarete que no eres la misma de antes?" Una temporada rara porque empezamos sin refuerzos, Shara Venegas jugando esquina porque Karina estaba hospitalizada, Saraí jugando esquina, las centrales pasando porque no había libero; Odemaris Dían recién parida jugando opuesto; en fin un desastre total... a mitad de temporada me cambian a las Pinkin de Corozal que tenían 0 ganados y 8 perdidos. Llegué a la final con ese equipo.

Para mi segundo embarazo, Gael, fue más rápido. A la semana ya estaba corriendo y empujando a ambos bebés en el coche. Al mes, regresé a cancha con las Lancheras de Cataño donde me gritaban "gorda retírate", "vaca", "ya no sirves", "no te abochornas"... etc. (No estoy diciendo que fueron los fanáticos lancheros). Mi cuerpo nunca volvió a ser el mismo. Siempre estuve acostumbrada a tener el "six pack" , sin estrías, sin la hernia que me salió, lo senos me cambiaron tanto que me hice una cirugía plástica del complejo que tenía. Complejo que me creé yo misma, pero no me arrepiento de la inversion que hice. Lacté a mis dos hijos por sus primeros añitos de vida y tampoco me arrepiento. Me sacaba la leche guiando de camino al trabajo, en mi hora de almuerzo, y de camino a las prácticas.

Me levantaba a las 5:00am para entrenar (pista); trabajaba de 8:00am a 4:30pm para ir a las pesas y de ahí salía a la cancha a jugar. No fue fácil, pero tampoco imposible. Gracias a mi esposo, familia y amistades que siempre me han ayudado con mis hijos para poder seguir en las canchas.

Honor a quien honor merece, #estrias tbt antes de dar a luz y durante el embarazo#bendecida

A post shared by Glorimar Ortega(@glou11) on




A continuación, el testimonio de tres compañeras voleibolistas que también han vivido en cancha el ser una madre atleta:


== Lizzy Cintrón - GIGANTES de Carolina ==

"Siempre está esa incertidumbre de saber si el bebé estará bien mientras uno está en práctica o juegos. Si necesitará algo, si comió, si lloró. Los primeros meses yo tenía ese deseo que estuviese conmigo todo el tiempo porque pensaba que nadie lo cuidaría mejor que yo...

Pero gracias a Dios me ayudó mucho que el papá; me escribía y me respondía las llamadas y me aseguraba que todo estaba bien...

No tuve miedo de que mi cuerpo no fuese a ser el mismo. De hecho, entendía que el cuerpo cambiaría y que los entrenamientos tendrían que ser más fuertes para llegar a un estado físico óptimo. Yo no voy al gym, yo me como las pesas. Soy freak de entrenar y siempre he dado la milla extra para mantenerme en forma, así que ese miedo no existía, solo sabía que tomaría un poco de tiempo, pero no me apresuré...

Siempre hay situaciones de familia y personales pero nada que me detuviera. La verdad que tuve muy buena barriga y el bebé fue un niño muy saludable. Lo más fuerte fue perder a mi amada suegra. Era como una madre para mí y nos cuidaba muchísimo. Eso fue algo muy fuerte para la familia...

Lo más que me gustaba de tener un recién nacido y practicar es que mis compañeras y el staff eran muy cariñosos con Eric. De hecho Sammy Rodríguez (trainer) era mi babysitter. Mientras yo practicaba, ellos se sentaban y Sammy se ponía a conversar con el bebe recién nacido. Era muy tierno...

Lo mejor de tener un hijo y ser atletas es saber que tienes un súper fan en las gradas que te grita y celebra contigo.
Saber que cuando mires a las gradas recibirás esa sonrisa que te llene de energía". -----





== Shanon Torregrosa, INDIAS de Mayagüez ==

"I had gotten pregnant while playing the year before. I had to stop playing at month three.. I was nervous I would somehow hurt the baby, so I stopped playing. I was very sick during my whole Pregnancy, I would throw up everyday. It was hard to keep food down. I only gained 25 pounds, after I lost 20 pounds in my 1st trimester. So I had no muscle mass of any kind! The hard part wasn't loosing weight after but gaining muscle back to be strong again...

I had a fear of getting injured because I was not strong at the first months. I got back in the weight room and work Harder than before my pregnancy!!..

I am known for my power as a volleyball player so being able to be as strong as I was before getting pregnant was my main focus; played in my first game 6 months after giving birth, the first month I was by myself with my daughter Nevaeh. It was very hard to do both jobs as a professional athlete and a mother." ---

Dímelo @king_king21 #Repost @m4_made4thebest with @repostapp ・・・ #MADE4THEBEST M4BYYADI.COM

A post shared by Glorimar Ortega(@glou11) on




== Millianet Mojica VALENCIANAS de Juncos ==

"Para mí el voleibol es mi estilo de vida y parte de mi trabajo, entonces Sí, si tuve esa incertidumbre al principio de como iba a poder manejar la situación de madre y cancha, de ¿cómo lo lograría? Para el primer embarazo comencé en un proceso espiritual/mental más los cambios en mi cuerpo al que no estaba acostumbrada, todo al mismo tiempo. Tuve que lidiar con miles de preguntas sin respuestas en ese momento... ¿Quedaré igual? ¿Quién me cuida a la bebé mientras entreno? ¿Tendré el mismo rendimiento? ¿Cómo dividiré mi tiempo? Ya para el segundo embarazo la situación fue diferente, no tuve miedo, ya sabía lo como lo iba hacer...

Tuve mucho miedo de que mi cuerpo no fuese el mismo, en el momento que comencé a engordar y la barriga a crecer. Por lo menos a mí, el no hacer ejercicios me da ansiedad, así que aproveché e hice ejercicios en el embarazo y sólo aumenté las libras recomendadas. Te confieso que cuando di a luz y vi mi barriga lloré, al principio fue difícil, mucha frustración, el cuerpo no te responde, tienes que tener mucha paciencia y no quitarte. Lo logré porque entrené el doble, 4 días a la semana y lo combinaba con una buena alimentación. Me levantaba a las 6am a correr, cuando el papá llegaba de trabajar y por la noche mami me cuidaba a Mya para poder ir a entrenar al gym. Cabe destacar que parecía una momia andante, casi no dormía, Mya se levantaba cada 2 horas, trabajaba y estudiaba... ya tendrán una idea de como me veía cuando al año y medio Pollo (Dylan) nació...

Hoy en día hago lo mismo para entrenar. Solo se necesita organización, disciplina y la ayuda de mi mamá y mi padrasto."----

Sigo entrenando todos los días, tal vez de que mi esposo sea entrenador me facilita las cosas, pero me dí cuenta que no existe, NO EXISTE, ningún impedimento para ser madre y atleta al mismo tiempo. Nuestros hijos ven la cancha como su segunda casa. Ya sea madres de compañeras y a veces hasta las parejas, nos ayudan con nuestros hijos.

Gracias a todos los que nos hacen posible seguir continuando con nuestros sueños, AMAR a nuestros hijos como si fuesen los suyos y al fanático que cuando nos vé fuera de forma nos dice "te seguiremos apoyando, sólo es cuestión de tiempo" ---


#Sin Filtro,

Glory Ortega





DANOS LIKE EN FACEBOOK