FUTBOL PREMIER

miércoles, 05 de octubre del 2016
Profeta en cada lugar
Entre adjetivos y admiraciones podemos pasar la noche contando los logros en el fútbol de Pep Guardiola. Un revolucionario catalán, que con el pasar del tiempo sorprende más a los que pensaban que en el fútbol estaba todo propuesto. Pero como siempre la vida no nos deja de enseñar y así el fútbol también. Por eso cada vez que pensamos en fútbol moderno, automáticamente nos viene a la mente Pep Guardiola.

Vale la pena dedicar tiempo a escribir sobre este personaje positivo del fútbol, porque es comparable con un renacimiento de este deporte. Se le puede considerar el padre del "Tiki Taka". Esa manera de jugar al fútbol tan extraña a sus comienzos pero tan eficiente en su ejecución. Fácilmente desde el "Jogo Bonito" de Brasil, no se observaba un estilo tan definido de juego. Los detalles al catalán le sobran. Su táctica vistosa, jugosa y excesiva, lo han hecho estar en la cúpula de los estrategas del mundo. Desde que Pep se marchó del Barcelona, muchas personas lo han olvidado. Tal vez ya no lo siguen como antes y es entendible, porque ya no dirige al segundo equipo más famoso del mundo. Aunque la idea de Pep sigue más que intacta.

Su paso por el mundo bávaro fue uno de muchos logros y de mejores vivencias. Aún así hay alemanes que no les gustó el paso de Pep por Alemania, porque según ellos cambió el estilo bávaro. Pero de eso está hecho Guardiola, de mantener una idea futbolística que trasciende más allá de fronteras. Defiende su estilo como nadie y no lo va a regalar por nada. Según Guardiola, el fue a Alemania a aprender de fútbol, a dotarse de técnica y de sabiduría. Era un reto para él triunfar en un suelo tan variado como Alemania. Y lo logró, con el Bayern lo ganó todo localmente, aunque algunos piensan que le faltó ganar la Champions. El ganar o no la Orejona, no califica su entorno. Fue a Munich y triunfó otra vez, más le dejó de legado un fútbol que por el resto de sus días recordarán.

No conforme con ser profeta en varias tierras, Pep, se decide ir a aprender y llevar su mensaje a la emblemática Inglaterra. El país donde se inventó el fútboly donde juegan los equipos más caros de todo el planeta. Entra a un Manchester City con su idea, anda en su primera temporada con los Citizens. Y podemos decir que desde ya se comienza a respirar el "Tiki Taka" en Manchester. Actual líder de la Premier y jugando vistoso, creativo, bonito y eficiente. Transformar lo normal en algo trascendental, es la manera de Guardiola ejecutar. Solo necesita un equipo, varias piezas y tiempo para acomadarlos. Es un artista de la pizarra, un entrenador que transmite su idea sin importar el equipo, pero lo hace con éxito. Es de los pocos dirigentes que existen que no ceden en su estilo. Eso hay que admirarlo y recarcarlo. Es un vanguardista de época, absurdo con su trabajo y que día tras día asombra con sus planteamientos.

Sus logros todos los sabemos, ha ganado lo que ha querido. Lo mejor que le sigue ocurriendo al fútbol es la diversidad de estilos, hoy es Pep, mañana tal vez sea otro, lo importante es que seguimos disfrutando de lo variado de las tácticas. Y Pep tiene táctica de más para analizar.





DANOS LIKE EN FACEBOOK