BASKETBALL NBA

domingo, 03 de febrero del 2019
Sin fisuras los Golden State Warriors
Golden State Ya Luce Como Campeón

Un diciembre turbulento, unos cuantos desajustes internos mostraron cuán roto pudo estar el vestuario de los "monstruos" de la bahía. Y puede ser que, hayan y existan serias discrepancias personales y baloncelísticas entre varios miembros de la plantilla, sin embargo la maquinaria no para de suplir buen juego. Son así, ellos se reinventan y vuelven a la línea del "ultra favoritismo". El sistema sigue intacto, inhamovible, coherente y engranado.

Este mes de enero ha sido la confirmación de que a tres meses de comenzar la postemporada, no existe ningún equipo en la actualidad con la capacidad de poder vencer a este Golden State en una serie de cuatro juegos. Ya suman 11 victorias en línea y todavía no se ha jugado el partido de estrellas. No estoy queriendo decir que en diciembre hubiese algún equipo con esa posibilidad de vencerlos, pero al menos con todos los deméritos y actitudes que se le observaban a los Warriors, se podía pensar en un: fin de ciclo. Las dinastías se desgastan y acaban desde adentro.

Todo pasó, todo cambió y culminando este mes de enero esta versión de Golden State anda jugando su mejor versión de baloncesto. Han afinado los detalles de puntería, en especial Klay Thompson que parecía una sombra de jugador en el mes de noviembre y diciembre, comparativamente con lo que de él estamos acostumbrados. Ya vemos en el grupo que sobra la solvencia en el pase (líderes en asistencias en la NBA), precisión en la muñeca (líderes en % de campo), concentración extrema en los tiros libres (líderes en % de tiros libres), anotación máxima (segundos en puntos por juego) y sobretodo mejora en sus tiros largos (cuartos en porcentaje en triples).

Esa es la definición de un equipo campeón y que va por su tercer título en línea y su cuarto en cinco años.





DANOS LIKE EN FACEBOOK