MEDICINA DEPORTIVA MEDICINA DEPORTIVA

lunes, 13 de junio del 2016
Todos somos iguales
Como puertorriqueño, padre y residente de la ciudad de Orlando, tengo que sacarme este dolor e indignación del pecho a raíz de la masacre ocurrida en nuestra ciudad ayer en la madrugada. Lean y no juzguen; practiquemos aunque sea por un instante, el amor y la tolerancia.

Excluyendo planteamientos teológicos o religiosos y sin desvirtuar mi experiencia como padre, mi familia comparte muchas características y vivencias con la comunidad LGBTQ:

1) Nos miran y juzgan por lo que ven y no por quienes somos; en especial a mi hijo Esteban con Síndrome Down
2) Etiquetan a mi hijo bajo un estereotipo que lo limita y no explota su potencial
3) Porque por nuestra herencia hispana, un sector nos persigue y nos demoniza
4) De la misma forma en que vilmente masacraron a 49 seres humanos por su preferencia sexual, Hitler aniquiló a prácticamente toda la población con Sindrome Down en Europa por ser "diferentes".
5) Porqué es injusto vivir bajo persecución en un país libre siendo ciudadanos productivos que aportamos a nuestra nación
6) Porque decidí amar....tan sólo decidí amar

El ser padre me ha hecho menos religioso y más humano. Algunos me considerarán apóstata o hereje... Me vale!
Independientemente de la raza, color, condición, religión o sexo... Cromosoma adicional: somos todos iguales!!!!!!!

Qué sea Dios quien juzgue que está bien y que está mal... Por mi parte, hace tiempo deje de ser fariseo; yo decido amar. Superaremos esta prueba y esraremos más fuertes y unidos que nunca. Nuestros corazones están rotos, pero NO NOS DEJAREMOS AMEDRENTAR; NO TENDREMOS MIEDO!





DANOS LIKE EN FACEBOOK