BASKETBALL BSN

domingo, 31 de enero del 2016
Tratando de entender el cambio de Mike Rosario
Como un balde de agua fría cayó el viernes en Ponce la noticia del cambio que enviaba al tirador Mike Rosario a los Cangrejeros de Santurce a cambio de Isaac Sosa y Dallas Logan. En el cambio también los Cangrejeros también recibieron el primer turno del sorteo de jugadores de nuevo ingreso de los Leones.

Las críticas en las redes sociales por parte de la fanaticada selvática no se hicieron esperar. En una encuesta hecha por nosotros, el 84% de los participantes que se identificaron como fanáticos de los Leones afirmaron estar en desacuerdo con la transacción. Y es que para poder entender el sentir de los fanáticos, basta con recordar ese viejo refrán anglosajón: "If it ain't broke, don't fix it".

A no ser que la gerencia de los Leones explique las razones para cambiar a Rosario, nos veremos forzados a especular. Había rumores de que Mike Rosario tenía problemas de actitud, y que por ende tenía problemas con el técnico, Nelson Colón, o vice-versa. En la temporada 2015, Rosario estuvo fuera de un partido, y las razones, según los fanáticos, iban desde que lo había suspendido la gerencia por un altercado con el técnico, hasta por un supuesto positivo a una prueba de dopaje. Claro, la gerencia de los Leones nunca dijo la razón, y la liga nunca se expresó acerca de la supuesta violación por el canastero.

Así pues, faltos de razones concretas, y sin querer ser parte de la ola de especulaciones que emiten los fanáticos, debemos analizar los jugadores envueltos para tratar de entender el cambio. Si bien es cierto que Mike Rosario se había ganado el cariño de la fanaticada ponceña, no es menos cierto aue ese cariño es fácil de ganar cuando tu equipo gana dos campeonatos corridos y tú eres del cuadro inicial. Y claro, no estamos desmereciendo ni las habilidades ni el desempeño de Rosario; es un buen jugador. Pero nadie puede olvidar los múltiples errores que en el transcurso de un juego comete. Lo mismo te gana un juego con un bombazo como que te bota un juego con una jugada inexplicable. Mike no es conocido por ser un buen defensor, a pesar de ser un buen tirador.

Con relación a los otros dos jugadores envueltos, es fácil de entender la resistencia de los fanáticos ponceños. La gente en Puerto Rico no conoce mucho de Isaac Sosa, al menos no todavía. Sosa comenzó su carrera en Puerto Rico con los Indios de Mayaguez. Llegó a finales de temporada luego de tener una buena carrera universitaria, pero no tuvo una oportunidad real de demostrar sus habilidades con los Indios. En una transacción que por siempre será cuestionada en la Sultana del Oeste, Mayaguez envió a Sosa a Santurce por Alex Galindo, que al momento del cambio estaba fuera por lesión y su producción había disminuido grandemente. O sea, los Indios salieron de una gran promesa por un jugador que estaba dando indicios de estar en el ocaso de su carera. A pesar de Sosa no haber jugado mucho en Puerto Rico, ha tenido destacadas participaciones en Argentina y Brazil. En este último país, lidera ofensivamente a su equipo. Es un tirador innato, lo que le llaman en el basket un "sharpshooter". En cuanto a Dallas Logan, ha jugado muy poco como para poder decir si es bueno o no, así que en Ponce tiene las esperanzas de demostrar su juego, porque con todos los gares que hay en Santurce no iba a ver mucho tiempo de juego.

Por ende, para los fanáticos ponceños, a pesar de que hoy están lamentando el cambio de Rosario, es muy probable que en un futuro no muy lejano estén celebrando los bombazos de Sosa en el Pachín, mientras podemos fácilmente ver a Julio Toro bregando con las rabietas de Mike Rosario. Solamente el tiempo dirá, y si Sosa ayuda a los Leones a ganar otro campeonato, nadie en Ponce se acordará de las proezas que hizo Rosario para ayudarlos a ganar campeonatos.

En fin, en Ponce todo empieza y termina con otro Mike, el refuerzo de apellido Harris.




DANOS LIKE EN FACEBOOK